Los futuros esposos, Martín & Noemí, anhelaban para su Preboda un espacio natural, la verdad, nosotros también. Después de varias sesiones fotográficas en la ciudad, añorábamos un paisaje amplio y fresco.
Tuvimos una tarde de recorrido en una hermosa Reserva Natural; llena de un amigable sol, caballos, flores amarillas, verdes, serenidad y mucho amor de las personas que la cuidan.
Por ser Primavera, los días se van haciendo más largos, lo que se traduce en, más horas de luz y tiempo a nuestro favor, para hacer de un Preboda no solo una sesión fotográfica, sino también un fantástico recorrido.
Noviembre, 2019.
Fotógrafo en Buenos Aires